“SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS, EN VOS CONFÍO”

Este bendito mes reviste de especial importancia en la iglesia, en nuestra Patria el Ecuador, para nuestra Congregación, porque es hacer memoria de la Consagración del Ecuador, a los Sagrados Corazones de Jesús y de María, y como Oblatas fuimos fundadas para ser las Representantes de nuestra República, por el hecho de la Consagración, con todas las incidencias de nuestra consagración.

Nos unimos en oración ferviente y en actos de reparación. Confiamos nuestra vida y vocación en el Corazón Sagrado de Jesús.