Infancia misionera

La Congregación de Religiosas Oblatas convencida que, los niños son el grupo humano preferido por Jesús, porque ellos reflejan ternura, amor y humildad; que necesitan crecer saludablemente y formarse de manera integral, propicia el espacio de crecimiento en la fe y el desarrollo de su espíritu misionero, a través de los grupos de infancia misionera.

La Infancia Misionera, promueve la ayuda recíproca entre los niños de todo el mundo, como pequeños misioneros y son protagonistas de la Evangelización.

Infancia Misionera es:

Una escuela de fe: invita a los niños a seguir a Jesús y a anunciar su Evangelio.

Una escuela de solidaridad:  inicia a los niños en la práctica de la caridad y solidaridad.

 

Los niños son don y signo de la presencia de Dios en nuestro mundo por su capacidad de aceptar con sencillez el mensaje evangélico. Jesús los escogió con especial ternura (cf. Mt 19,14), y presentó su capacidad de acoger el Evangelio como modelo para entrar en el Reino de Dios (cf. Mc 10,14; Mt 18,3).

 

 

La niñez, al ser la primera etapa de la vida del ya nacido, constituye una ocasión maravillosa para la transmisión de la fe. Vemos con gratitud la valiosa acción de tantas instituciones al servicio de la niñez (DA.438 y 440).