Educación

Uno de los campos de apostolado más grande de la Congregación de Religiosas Oblatas, es la Educación; ámbito en el que se busca brindar una educación integral que desarrolla valores morales, físicos e intelectuales de la persona y despierta la responsabilidad y verdadera libertad (Const. Art. 93). Es importante mencionar que la educación, es el primer campo de apostolado en el que incursionó la congregación luego de su fundación, razón por la que posee un importante número de obras educativas dentro y fuera del país. En su labor diaria trata de formar a niños y jóvenes por y para la vida, desde la perspectiva del Evangelio y la pedagogía matovellana. En esta labor, es ineludible la pastoral con las familias de nuestros educandos, ya que el hogar es la primera escuela de formación, razón por la cual se lleva un trabajo mancomunado de acompañamiento a las familias.

La educación humaniza y personaliza al ser humano cuando logra que éste desarrolle plenamente su pensamiento y su libertad, haciéndolo fructificar en hábitos de comprensión y en iniciativas de comunión con la totalidad del orden real. De esta manera, el ser humano humaniza su mundo, produce cultura, transforma la sociedad y construye la historia (DA.330).

 

“La Educación es al que forma al hombre, y con ella,

no hay ser alguno que nos pueda igualar ni en agilidad,

ni en fuerza ni en viveza”.

P, Julio Matovelle